Fútbol paralímpico

El fútbol es sin duda el deporte más popular en todo el mundo, y cuenta con muchas variantes que buscan incluir a todos los sectores de la población (incluso a aquellos que no pueden practicarlo de forma convencional).

Este es el caso del fútbol paralímpico, una versión adaptada del fútbol convencional diseñada especialmente para personas con discapacidad.

En este artículo vamos a explicar en qué consiste el fútbol paralímpico, sus modalidades y cómo ha evolucionado para convertirse en un deporte inclusivo y emocionante para todos los atletas.

Índice
  1. ¿Qué es el fútbol paralímpico?
  2. Historia del fútbol 5 adaptado
  3. Reglas del fútbol para ciegos
  4. Reglas del fútbol en silla de ruedas

¿Qué es el fútbol paralímpico?

El fútbol paralímpico, también como fútbol adaptado, es una adaptación del fútbol convencional para permitir a los jugadores con discapacidades físicas competir en el campo de juego.

La forma de juego dependerá del tipo de minusvalía con el que cuente una persona (tal y como sucede, por ejemplo, con el fútbol en silla de ruedas y el fútbol para ciegos).

Las competiciones de fútbol paralímpico forman parte de la FIFA y, en algunas modalidades, de los Juegos Paralímpicos, disputándose así competiciones internacionales, como copas mundiales.

Historia del fútbol 5 adaptado

El fútbol 5 adaptado es un tipo de fútbol para minusválidos, en concreto para aquellos que sean no videntes o ambliopes.

Esta adaptación del fútbol comenzó a practicarse de manera informal en la década de 1930, sobre todo en Brasil y España, aunque luego fue extendiéndose a otros países con amplia cultura futbolística, como Argentina.

Estos tres países tuvieron una amplia participación en el desarrollo del fútbol 5 adaptado:

  • Brasil, una de las precursoras, avanzó mucho en los inventos para que la pelota fuera fácilmente reconocible por los jugadores, añadiendo cascabeles dentro.
  • Argentina aportó las gafas y parches oculares.
  • España proporcionó el vallado lateral de las canchas.

El hecho más trascendental en la historia de este deporte se dio en el año 1995, cuando la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA o International Blind Sports Federation) creó el subcomité de fútbol sala para gente no vidente, disputándose en 1998 el primer mundial de fútbol para ciegos, con Brasil como selección campeona.

En 2004, el deporte fue incluido en los Juegos Paralímpico de Atenas, con Brasil llevándose el oro, Argentina la plata y España el bronce.

Reglas del fútbol para ciegos

El fútbol para ciegos adapta las reglas del futsal que forman parte de la FIFA, añadiendo clasificaciones según el grado de invalidez visual:

  • B1: sin percepción de luz e inhabilidad para reconocer formas.
  • B2: capacidad de reconocer formas, pero con agudeza visual de 2/60.
  • B3: ceguera parcial, con agudeza visual de 2/60 a 6/60.

Dentro del deporte, se jugarán los partidos entre dos equipos de cuatro jugadores más el portero (sin discapacidad), en terrenos de 20 metros de ancho por 40 metros de largo, cuyo objetivo será el de anotar más goles que el rival.

Evento de fútbol para ciegos
Evento de fútbol para ciegos. Imagen: Flickr.

Cada equipo de fútbol para ciegos estará conformado por un máximo de quince integrantes:

  • Cuatro jugadores titulares y cuatro jugadores suplentes.
  • Un arquero titular y un arquero suplente (ambos con visión o con categoría B2/B3).
  • Un guía o llamador.
  • Un entrenador.
  • Un asistente.
  • Un médico.
  • Un fisioterapeuta.

Durante los partidos, el sonido es primordial para que los jugadores puedan moverse, siendo solamente los guías, entrenadores y porteros los que tienen el derecho a darles indicaciones a sus compañeros.

Reglas del fútbol en silla de ruedas

A continuación, se describen las reglas básicas del fútbol en silla de ruedas:

  • Equipos: cada equipo está compuesto por cuatro jugadores en silla de ruedas y un portero. Los jugadores deben tener discapacidades que les impidan competir en el fútbol convencional.
  • Silla de ruedas: los jugadores deben utilizar sillas de ruedas especiales que están diseñadas para ser más rápidas y maniobrables en el campo de juego.
  • Balón: el balón utilizado en el fútbol en silla de ruedas es más grande y más pesado que el balón convencional.
  • Campo de juego: El campo de juego mide entre 25 y 30 metros de largo por entre 14 y 18 metros de ancho, y las porterías miden 2.5 metros de ancho por 1.20 metros de alto.
  • Duración del partido: cada partido consta de dos tiempos de 20 minutos cada uno.
  • Técnica de juego: los jugadores deben utilizar la silla de ruedas para controlar el balón y moverse por el campo de juego. También deben ser capaces de pasar y disparar el balón con precisión.
  • Faltas: las faltas se sancionan con tiros libres, y los jugadores que cometen faltas graves pueden ser expulsados del partido.
  • Defensa: también será necesario que, a diferencia del fútbol corriente, donde un jugador con el balón puede ser defendido por la cantidad de jugadores necesarios, solo un defensa marque a un jugador con balón.
  • Área: el equipo que defiende solo podrá tener dos jugadores en el área, caso contrario, se dará un tiro libre al rival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la Política de privacidad

Subir