Pistas de esqui

index_logo_shadow

En la práctica del esquí lo principal es un buen lugar que sea previamente determinado para realizar esquí y obviamente que se adecue a la experiencia que posea el esquiador al realizar dicha práctica. Las pistas generalmente se encuentran clasificadas y adquieren una denominación por la cual se les conoce, cada pista y su denominación, están clasificadas como una manera de garantizar o escoger una que se encuentre apta al nivel que tenga la persona.

Las pistas que están adecuadas para una práctica de novatos o de personas que posean poca experiencia, son las llamadas “Pistas verdes”, y dentro de sus características se encuentra la de poseer muy pocas pendientes, de modo que la persona se sienta en confianza con una pista más lisa.

Luego de haber cumplido un ciclo, o de haber ganado cierta experiencia, incluso si ya se es profesional, se puede practicar en las pistas “azules” que tienen más cantidad de pendientes comparándose con las “verdes”.

Existen también las pistas que caen en el nombre de “pistas rojas”. Estas ya superan el promedio de las anteriormente nombradas, y su nivel es medio-alto, por lo que no cualquier persona puede deslizarse por ellas. A diferencia de las anteriores, estas poseen más pendientes.

Aparte de las pistas ya nombradas, existen otras que sobrepasan el nivel promedio exigido para practicar en ellas, es decir, son pistas con un alto nivel de complejidad, como es el caso de las pistas “Negras”. También hay pistas clasificadas como “Itinerarios”, “Fuera pista”, y “Fondo”.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*