Canotaje

Considerado como un deporte extremo y de alto rendimiento, el canotaje es considerado además como un deporte acuático y de mucha aceptación en Europa. Las principales selecciones que califican para los Juegos Olímpicos de verano, provienen de países como Inglaterra, Alemania, Suiza, Escocia y Austria, entre otros.

Orígenes del canotaje

Muy pocos conocen el origen de este deporte, el cual data del año 7000 A.C. La documentación de algunos historiadores menciona que, tras la llamada conquista ejecutada por Cristóbal Colon (el descubridor de las Américas), se comienza a escuchar la palabra “canoa”, embarcación utilizada por los indígenas precolombinos para trasladarse a través de los ríos selváticos y el mar caribeño. Estas pequeñas y rudimentarias embarcaciones eran construidas con materiales resistentes, yendo en, sentados o de pie, aquellos indígenas que precisamente dirigían sus canoas hacia diversos lugares. Esto provocó la fascinación de los exploradores del Viejo Continente, de tal modo que inmediatamente llevaron las canoas al resto de Europa.

Otras denominaciones del canotaje

En las épocas del verano europeo se ven deslizarse entre las tranquilas aguas de los ríos las primeras canoas, piraguas o kayak, como prefiráis llamarlas (aun cuando se les denomina de distintas maneras, la escénica de estas embarcaciones es la misma).

¿Cómo se practica el canotaje?

Se requiere de varios atletas, quienes, con el uso de remos, con una o dos hojas, impulsan las embarcaciones a través de las aguas. Pueden ir sentados o de rodillas; además de esto, cuentan con un capitán, que es la persona encargada de guiar la dirección de la embarcación hacia la meta.

Modalidades del canotaje

En la actualidad, y tras la migración de este deporte hacia diversos lugares del mundo, el canotaje ha sufrido ciertos cambios o, por así decirlo, adaptaciones, las cuales dependerán del tipo de aguas en las cuales se practica: aguas tranquilas; piragüismo en eslalon, ascensos, descensos y travesías, piragüismo en maratón y recreativo, kayak polo, balsismo, kayak mar y estilo libre, barco dragón y el piragüismo adaptado (este último destinado a personas con discapacidades). Todas y cada una de estas modalidades poseen reglas diversas y su adaptación va de la mano de la modernidad, así como también de la necesidad del hombre de emprender nuevos deportes que impliquen el uso de la fuerza, la dedicación y la constancia (a la par de un alto de nivel de compromiso, trabajo en equipo y dedicación).

El canotaje y los Juegos Olímpicos

Esta disciplina hizo su gran aparición como deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de París de 1924, para posteriormente pasar al grupo de deportes de alto rendimiento en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. El canotaje se convirtió en una de las mayores atracciones de esa edición y marcó el inicio de un largo camino que muchos atletas recorrerían para obtener las preciadas medallas.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, esto es, los XXVIII Juegos Olímpicos de Verano, supusieron que por primera vez se celebrara esta competición en América del Sur. Allí pudimos ver el canotaje de velocidad, donde la meta es culminar el recorrido en el menor tiempo posible, o el canotaje eslalon, modalidad en la que los competidores han de cruzar hasta 25 puertas a lo largo de 300 metros de recorrido.

Los materiales del canotaje

Con la llegada de la época moderna, se aprobó el uso de diversos materiales para la construcción de las canoas. De hecho, el reglamento original establece un peso específico de la embarcación dependiedo de la categoría. Madera, metales, plásticos y fibras de poca densidad son aceptados, siempre y cuando éstas garanticen la calidad de las canoas y la seguridad de los atletas que en ellas navegan.

Países medallistas por tradición

Alemania es el líder en este conteo, ya que en sus estadísticas, y a fecha de mediados de 2016, se vale de 192 preseas doradas, inclusive las obtenidas en los diversos eventos deportivos en su nación. Hungría le secunda con 191 medallas. España acuña 12 medallas. También otros países de América Latina se ubican entre los más importantes, caso de Cuba, México, Argentina y Chile.

Canotaje o piragüismo

Las dificultades del canotaje

Tal como sucede con otros deportes, el canotaje maneja diferentes niveles de dificultad, los cuales dependen del tipo de aguas en las cuales se practica este deporte:

I.- Las aguas que no cuentan con ningún tipo de problema para navegar.

II.- Aquí se presentan corrientes, presas y aguas rápidas, pero sin dificultar la navegación.

III.- Aguas turbulentas que ameriten el uso de un equipo completo de protección personal (casco y chaleco salvavidas).

IV.- Condiciones peligrosas para los atletas.

V.- Cabotaje considerado peligroso para los palistas, con obligatoriedad de uso de los equipos de protección personal.

VI.- Aguas cuya navegación es prácticamente imposible.

Maniobras del canotaje

La práctica de este deporte en cualquiera de sus modalidades incluyen diversas maniobras, por así decirlo. Al respecto, podemos mencionar las siguientes: esquimotaje, paleo a ola, apoyo, repaleo y, por último, los llamados loopings (en este último supuesto se hace uso de la fuerza de las corrientes acuáticas para reimpulsar la embarcación).

Equipos y aguas en el canotaje

Hoy en día, existen diversos equipos y categorías para la práctica del canotaje. Los equipos británicos femeninos se encuentran entre los más destacados. Pero no todo es la técnica ni los mejores equipos, también es importante saber cuáles son las mejores aguas. Y me atrevo a decir que, después de revisar distintos blogs y páginas web destinadas a comentar sobre el canotaje extremo, los ríos peruanos se llevan el trofeo. Perú cuenta con cinco ríos de los más largos de América Latina, con longitudes superiores a los 600 kilómetros. Entre ellos resaltan el rio Cañete, que desemboca en el Océano Pacífico, el rio Colca, el rio Vilcanota y el rio Tambopata, uno de los más importantes, pues su travesía transcurre desde la selva tropical hasta el Amazonas, que se encuentra a 200 metros sobre el nivel del mar.

En definitiva quienes se atreven a practicar el deporte del canotaje deben ser personas que cuenten con una fuerza y resistencia bien trabajada, a la par de una gran determinación y concentración.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*