Lucha Libre, Antiguo Deporte Olímpico

La próxima edición de los Juegos Olímpicos de Londres permitirá a los espectadores disfrutar el espectáculo de la lucha libre, deporte tradicional en el cual los adversarios intentan derrotarse el uno al otro sin necesidad de la aplicación de golpes. Por el contrario, quienes practican la lucha libre clásica intenta derribar al rival y mantener el plano de sus hombros fijo sobre la superficie del cuadrilátero.

La lucha libre se distingue claramente de la denominada lucha grecorromana, en la cual las piernas no constituyen un arma más de ataque o defensa. Por el contrario, los contrincantes de un certamen de lucha libre pueden emplear los miembros inferiores para el combate. Asimismo, no debe confundirse a esta disciplina olímpica con la actividad conocida como “lucha libre americana” o “lucha libre profesional”, que consiste en otra variante no incluida entre los deportes olímpicos.

Cada pelea se divide en 3 períodos independientes entre sí, con una extensión de 2 minutos para cada uno. Para lograr la victoria en un combate oficial, se requiere ganar 2 de los 3 períodos en disputa, o bien se debe mantener al rival controlado con ambas escápulas sobre la superficie del cuadrilátero por el tiempo que dura la cuenta del árbitro. Asimismo, el cuerpo arbitral puede asignar puntos o penalizaciones ante determinadas acciones, que contribuyen a determinar el resultado final de un combate en algunos casos.

Vale destacar que, como disciplina olímpica, la lucha libre incluye una rama femenina de competiciones, con categorías por peso que difieren de las aplicadas a los certámenes para varones. Considerando todas las vertientes (lucha libre, grecorromana y femenina), la delegación rusa ha sido el equipo nacional con mayor cantidad de preseas en la edición de los Juegos Olímpicos disputada en Beijing en 2008, sucedida de los conjuntos de Japón, Georgia y China.

Imagen: Hecho en Cali

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*