Balón de rugby

l_00044023

Muchos de nosotros al presenciar por televisión o en vivo un partido de rugby, nos hemos preguntado más de una vez ¿Quién habrá sido el creador que patentó el balón ovalado en este deporte?. Pues hoy aprenderemos algo que no está de más para los amantes de este deporte popular. William Gilbert fue un zapatero que vivió durante los años de 1799 y 1877, debido a su oficio estaba en permanente contacto con cueros para fabricar los zapatos de los jugadores, que en ese entonces era un “lujo” vestir buenos zapatos. Este reconocido zapatero comenzó a oír de un nuevo deporte “el rugby” y al verlo e interiorizarse un poco más en el, se dio cuenta que el balón que se usaba en ese entonces, era algo “difícil” de maniobrar. Debido a esto comenzó a imaginar en que podría él aportar a este deporte que iba creciendo a medida que avanzaban los años. Entonces pensó que al fabricar un balón más ovalado que el que se usaba en ese entonces, y con mejores cueros que favorecieran su transportación, sería una posible abertura de puertas a un nuevo negocio.

Fue así como comenzó a buscar en todo los lugares cercanos en los que se comercializaba cuero, un cuero de animales que fuera apropiado para su fabricación. Lo que hacía Gilbert era cortar el cuero en cuatro pedazos y luego los cocía para darle la famosa forma (ovoide) que lo caracteriza, luego lo inflaba a fuerza de pulmón solamente y luego cocía todo sus huecos, por los cuales previamente se introducía la vejiga de un cerdo que cumplía el rol de mantener la forma ovalada. Claro que en el año de 1860 por medio de un estudio químico se llegó a la conclusión de que el caucho debía reemplazar a la vejiga. Con el paso del tiempo, el famoso zapatero Gilbert desgraciadamente falleció, lo que daría la herencia de oficio a su familia, quien sigue creando pelotas de rugby con su nombre patentado “las pelotas Gilber”, sin duda un clásico.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*