Discos voladores

frisbeeillusion_thumb

Se dice que el “frisbee” o también conocido como “disco volador” deriva simplemente de una empresa pastelera que adquiría ese nombre. Según relata la historia, unos jóvenes trabajadores de la empresa llamada “Frisbee Pie Company” realizaban las tortas que eran especialidad de dicha empresa, en unos moldes redondos de plástico. Con el paso del tiempo y como modo de entretenimiento, dichos jóvenes comenzaron a lanzar los moles provocando así la invención que sería incluso considerado deporte olímpico.

Con la invención del primer disco volador, no se ideó una buena estructura que combinara precisión y calidad, ya que al lanzar dicho disco, al momento de impactar el suelo se rompía, y con ésto comenzaron a idearse nuevas formas para crearlo con un material más resistente, pero que no perdiera sus buenas cualidades. Sus medidas en la actualidad son variadas, pero su material no es duro, pero si flexible. Este deporte contempla variadas modalidades como lo son: Juegos Individuales, en los que entran el típico lanzamiento a distancia, el cual consta de arrojar el disco 4 veces con un límite de tiempo de 2 minutos; TCR, el que requiere desgaste físico ya que consiste en lanzar el disco en cuestión y a su vez correr de modo de agarrar el disco antes de que este caiga en el suelo; el MTA; Lanzamiento de precisión; y el conocido freestyle. La gama se extiende aún más considerando todo los juegos posibles que conllevan las prácticas colectivas.  El agarre del disco requiere una cierta técnica, así como también su lanzamiento.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*