Cetrería: Arte, Deporte e Historia

La cetrería es uno de los deportes más antiguos de la humanidad, si bien sus aficionados y profesionales se han reducido sensiblemente en las últimas décadas. Considerada una actividad de la alta sociedad en la Edad Media, es en los tiempos modernos una variante especial de los deportes al aire libre.

Esta disciplina consiste en entrenar a un ave rapaz (en general un halcón o un azor) para la caza de otras aves o de pequeños animales terrestres, con mutuas ventajas para el animal y su entrenador. La rapaz es entrenada desde muy joven con técnicas de reflejos condicionados, para aprovechar su instinto cazador especializado en presas de pequeñas dimensiones; mediante este sistema, el ave reconoce a su entrenador como amo, por quien guarda además gran fidelidad.

La práctica de la cetrería requiere de espacios abiertos, ya que, como todas las rapaces, los halcones necesitan de amplios perímetros de vuelo y se especializan en caídas a gran velocidad desde alturas considerables. Las regiones esteparias o de vegetación relativamente baja son las más apropiadas para esta actividad, dado que incrementan la posibilidad de éxito en los intentos de caza por parte de las aves.

Se prefieren en general las rapaces de tamaño intermedio y criadas en cautiverio; aunque los halcones y, en menor medida, los cernícalos y azores son las especies más frecuentes, algunos entrenadores han logrado practicar este deporte ancestral con águilas de grandes dimensiones, agregando un componente de gran espectacularidad a un actividad que, de por sí, genera una increíble fascinación entre quienes la practican. Asimismo, debe reconocerse que la cetrería cuenta con el aval de la UNESCO, que la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y de la Universidad de Valladolid, organizadora del Archivo Iberoamericano de Cetrería.

Imagen: Animales Mascotas

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*