Hazaña de Lewandowski, cinco goles en nueve minutos

El delantero polaco Robert Lewandowski consiguió anoche una hazaña histórica, marcar cinco goles en nueve minutos. Como era de esperar, la actuación del genial delantero le valió a su equipo, el Bayern de Múnich, una victoria más en liga frente al Wolfsburgo, que le permite al conjunto bávaro seguir siendo líder de la Bundesliga con tres puntos de ventaja frente al Borussia Dortmund, aunque este último con un partido menos.

La gesta de Lewandowski tiene aún más mérito si cabe ya que comenzó el partido de suplente y tras el descanso, su entrenador Pep Guardiola decidió hacerlo saltar al campo para intentar remontar el resultado adverso. El Wolfsburgo se había adelantado en el marcador con un gol de Caliguiri en el minuto 25. No le pudo salir mejor la jugada al entrenador catalán. Robert Lewandowski abrió su lata particular (y la de todo el Bayern) en el minuto 50, y volvió a anotar cuatro tantos más en los minutos 51, 54, 56 y 59. Los tantos fueron de diversa factura, con la izquierda, con la derecha, desde la frontal del área, de rebote y de remate acrobático, toda una muestra de las inmensas virtudes de este enorme pelotero.

Robert Lewandowski, cinco goles en nueve minutos

La cara de Guardiola y sus compañeros al ver el recital de su delantero era de sorpresa y admiración absoluta. En cambio, sus rivales del Wolfsburgo intentaban evitar males mayores. Lewandowski pudo incluso marcar un sexto gol, pero el guardameta Benaglio consiguió atajar la oportunidad. El sexto gol habría supuesto igualar el récord de anotación en un partido en la liga alemana, que está en posesión de Dieter Müller, que en 1977 anotó seis goles para el Colonia en un encuentro ante el Werder Bremen.

El récord de Robert Lewandowski

Lo que sí consiguió anoche Robert Lewandowski es batir el record de Ladislao Kubala, que anotó cinco goles en diecinueve minutos frente al Celta en un Barcelona-Celta de Vigo en el año 1952. Lewandowski, que parecía no haber empezado la temporada muy en forma al haber anotado sólo tres goles en los cinco partidos restantes, recuperó su voracidad y su idilio con el gol en el partido frente al Wolfsburgo.

No es la primera vez que Lewandowski destaca por sus goles, ya en el año 2013 consiguió anotarle cuatro goles al Real Madrid en la ida de las semifinales de Champions League cuando vestía la camiseta del Borussia Dortmund. El resultado final, 4-1, no pudo ser remontado por el Real Madrid en la vuelta y el Borussia accedió a la final de la Champions gracias en gran parte a los goles del polaco.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*