Parapente

cerro_arco_parapente

El deseo del hombre por volar, lo ha llevado a crear cada vez más aparatos que puedan satisfacer sus deseos de vuelo. El parapente es un ejemplo vivo de dicho anhelo, el cual tiene como creador a los mismo hombres que se dedicaban a escalar o subir montañas, los cuales una vez arriba, querían cambiar el tipo de descenso por osar a volar hacia abajo, y de alguna u otra manera aprovechar la altura que se adquiría al terminar el ascenso.

Dentro de su estructura cabe señalar que el equipo usado para volar es “ultra ligero”, de hecho suele caracterizarse por pesar menos que el mismo deportista que lo usa. Puede usarse tanto normal como se le conoce, como también usarlo con motor, el cual permite una mejor dirección y un mayor control al estar suspendido en el aire. En cuanto a la duración del vuelo de un parapente, éste puede variar siempre dependiendo de la destreza que posea quien lo usa. Generalmente para realizar vuelo parapente (sin motor) es necesario contar con las condiciones ambientales adecuadas para no correr ningún tipo de riesgo dentro de su ejecución (generalmente para practicarlo se necesitan corrientes térmicas). Los pilotos del parapente, aparte de dicho aparato de vuelo, también poseen un paracaídas de emergencia, todo esto en caso de un posible accidente no deseado. Dichos accidentes suelen suceder cuando en el aire se producen turbulencias que deforman de alguna manera el parapente. Cabe señalar que también existen los “Parapentes biplaza”, que son especializados para usarse por dos personas al mismo tiempo.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*