Bungee Jumping, un Líder en Deportes Extremos

El bungee jumping, conocido también con el nombre de góming, es uno de los deportes extremos más populares en todo el mundo. En términos acaso demasiado resumidos, consiste en efectuar un salto al vacío desde grandes alturas (naturales o artificiales), mientras los tobillos permanecen sujetos a una cuerda elástica.

En la práctica del góming, es posible planificar un escenario urbano (rascacielos, torres u otros edificios de enorme porte) o, en la preferencia de la mayoría de los aficionados, un medio ambiente natural, como precipicios, acantilados, valles y cañones, en general con la protección de un curso de agua o del propio océano.

La cuerda elástica con la cual se sujetan los tobillos brinda la posibilidad de caer en plena fase de aceleración por acción de la gravedad, para luego reducir este fenómeno y provocar rebotes sucesivos, hasta obtener la necesaria estabilidad para el descenso final. Para reducir el riesgo de ahorcamiento, la postura en la cual se realiza el salto al vacío es la caída de cabeza, gracias a la cual no existen mayores riesgos de cambios bruscos de la posición del cuerpo durante el proceso de tensado del material elástico que forma la cuerda. No obstante, algunos fanáticos experimentados en bungee jumping no vacilan en saltar de pie, haciendo figuras ornamentales o incluso intentar la caída con sólo una pierna sujeta a la cuerda.

Este impactante deporte, como todas las actividades atléticas extremas, requiere de un estado físico apropiado, así como de la ausencia de afecciones cardíacas o metabólicas subyacentes. Los principales riesgos consisten en los roces de la propia cuerda, en la posibilidad de asfixia por enredo, en el uso de material inadecuado para la soga o en la caída acompañante de objetos con posibilidad de traumatismos.

Imagen: Enervizante

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*