Bolas de petanca

juego-de-petanca-con-3-bolas

Las bolas reglamentarias de petanca, son bolas construidas de metal, las cuales se distinguen por tener su contorno marcado con líneas. Su diámetro por lo general suele ser de entre 7 y 8 centímetros, mientras que su peso oscila entre 625 y 800 gramos. Desde su origen, no han sido siempre metálicas, y es que el desarrollo de este deporte ha hecho evolucionar las bolas determinadas para su práctica, sobre todo considerando que en sus comienzos en vez de bolas de algún tipo, se usaban simples piedras, que por razones obvias no podían rodar.

Luego con el transcurrir del tiempo, se comenzaron a fabricar bolas hechas de una madera muy particular. Esta madera provenía de un arbusto llamado boj. La madera iba conectada por medio de un sin fin de tachuelas, todo un avance poniendo como referencia las bolas actuales de metal o bronce (este material cumple un fin importante, el de hacerlas más pesadas cada vez). Estas no pueden ser previamente manipuladas por los participantes, pero cuando hablamos de “manipuladas” nos referimos una posible transformación que éstos le puedan dar como modo que sirva de una propia conveniencia.

Estas bolas no son las únicas que se usan en un encuentro de petanca, ya que quien cumple el rol principal es el “boliche”, bola que se usa como punto de referencia a la cual se deben acercar las de metal con previos lanzamientos. El boliche es generalmente de madera, y varía en cuanto a su color. Son más pequeñas que las metálicas y no pueden ser reemplazadas durante un partido.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*