Botas esqui

85485

Para ejecutar un buen deslizamiento en la nieve mientras se practica este deporte de montaña (esquí), es necesario poseer unas buenas tablas, que son el medio por el cual se produce el deslizamiento. Pero estas tablas van sujetas a las botas del esquiador, y son estas botas junto a las tablas las que poseen un sistema particular de conexión entre ambas.

Las botas están fabricadas con un plástico muy duro, el que a su vez no permite que el pie propiamente tal sea libre dentro de ésta. Este plástico si bien es cierto, aún siendo duro, de todos modos no pierde su comodidad, y es que una bota incomoda sería bastante molesta e incluso podría derivar en una posible desconcentración.

Claro que su “rigidez” no es una característica en la cual caigan todas las botas de esquí, de hecho las botas de competición son las únicas extremadamente duras, ya que en la mayoría de las veces son usadas por esquiadores profesionales o por alguna persona con vasta experiencia en este deporte. Mientras que en la otra cara de la moneda están las botas que caen en la clasificación de “Gama Alta”, y son éstas las que ponen como prioridad la comodidad en el calzado. De primera son mucho más cómodas que las botas de competición, claro que también suelen ser algo imprecisas en los movimientos. Las botas de esquí suelen tener un valor elevado en cuanto a precio se refiere. Debido a ésto es que son algo inalcanzables para ciertos bolsillos. Cabe señalar que un alto precio también conllevaría un alto nivel de calidad.

Fuente: Foto

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*