Deportistas de élite en bancarrota

¿Sabías que los deportistas de élite caen más a menudo de lo que se piensa en situaciones de bancarrota? La organización de carácter caritativo XPRO Life After Sport, cuyo objetivo principal es ofrecer ayuda, apoyo y asesoría a aquellos jugadores de fútbol profesional que hayan jugado en el Reino Unido e Irlanda, ha alertado del alto nivel de desprotección que sufren los futbolistas al dejar su profesión.

Entre todo el elenco de actividades que engloba dicha organización, podemos destacar las siguientes: asistencia médica, asesoramiento financiero, representación legal, talleres y cursos educativos y bolsa de empleo. Todo ello orientado a suplir ciertas deficiencias que pueden llegar a acarrear una bancarrota y una situación personal precaria.

Lo que es cierto es que un estudio publicado por XPRO Life After Sport revela que cerca del 60% de jugadores de fútbol se encuentran en una situación ruinosa a los 5 años de colgar las botas. Gran parte de la población se extrañará de que jugadores con salarios estratosféricos acaben en la más absoluta miseria económica. La gente con salarios normales se ve incapaz de gastar tanto dinero en tan poco tiempo, pero la experiencia demuestra que sí que se puede y, de hecho, es algo mucho más frecuente de lo que pensábamos en un primer momento.

En la misma línea se pronuncian otros estudios centrados en jugadores de la NFL (National Football League) o NBA (National Basketball Association) que, manejando otros rangos temporales y porcentuales, establecen que la mayor parte de los deportistas profesionales acaban arruinados en pocos años.

Bancarrota en futbolistas, ¿por qué se produce?

En cualquier economía familiar, cuando los gastos superan a los ingresos a lo largo de un determinado periodo, saltan las alarmas. Hay que reducir los gastos para cuadrar el presupuesto y evitar endeudarse. En el caso de los futbolistas es exactamente lo mismo. Se debe partir de la premisa de que son personas jóvenes que, desde muy jóvenes, han manejado enormes cantidades de dinero y han llevado un nivel de vida muy elevado, acorde a los ingresos que les generaban sus contratos. Pero en el momento en el que un futbolista se retira, el flujo de efectivo se acaba, mientras que se tiende a perpetuar el nivel de vida que se tenía con anterioridad.

Si bien es cierto que algunos jugadores siguen generando efectivo a través de sus inversiones, no todos tienen tanta suerte, ya que o han invertido muy mal sus ganancias o apenas han ahorrado dinero durante su carrera profesional. A esto hay que añadir el hecho de que un buen numero de futbolistas han abandonado sus estudios a una edad muy temprana para dedicarse exclusivamente al deporte de élite. De esta forma, el joven deportista apuesta todo su futuro a una carta, sin reservarse vías alternativas en caso de fracaso.

Principales causas de quiebra o bancarrota

Compra de activos de vida útil muy limitada y rápida depreciación

Hay activos, como los coches o los relojes de alta gama que, tras haberlos adquirido, pierden inmediatamente una parte significativa de su valor económico. A la hora de venderlos en el mercado de segunda mano, rara vez se consigue un precio cercano al importe desembolsado para su adquisición. Algunos de estos bienes requieren un mantenimiento y/o gastos asociados muy importantes que drenan el patrimonio de su propietario de forma continua.

Malas inversiones

Puede resultar un tópico, pero muchos deportistas de élite acaban arruinados debido a que han realizado unas inversiones muy malas, muchas de ellas aconsejadas por asesores en claro conflicto de intereses. Conocer el activo en el que se invierte y obtener un asesoramiento neutral son dos de las claves para evitar una rápida bancarrota.

A las tradicionales inversiones en mercados bursátiles e inversiones inmobiliarias (Real Estate), debe sumarse la inversión en Set-Ups, empresas de marcado carácter tecnológico y vehículo que muchos deportistas están utilizando a la hora de invertir parte de sus ingresos. Grandes deportistas como Cristiano Ronaldo o Gerard Piqué destinan una parte de su retribución a crear una cartera de inversiones que les permita continuar con su nivel de vida tras el retiro deportivo.

Deportistas de élite en bancarrota

Otros futbolistas, como Víctor Valdés (antiguo guardameta del F.C. Barcelona), no han tenido tanta suerte en sus inversiones, en este caso principalmente inmobiliarias, y han perdido importantes sumas de capital. Este último ejemplo es muy ilustrativo, ya que junto al fracaso inversor se unió una importante lesión física que le ha impedido rendir al nivel de antaño. Por consiguiente, los ingresos derivados de su actividad deportiva también se han visto mermados.

Divorcios y malas compañías

Los futbolistas profesionales siguen siendo humanos y, por ello, sufren los mismos problemas que muchos otros ciudadanos. El descalabro económico que produce un divorcio puede desencadenar una situación económica muy precaria, principalmente si la pareja tiene hijos en común.

La mala situación económica de un antiguo deportista puede ser el catalizador de posteriores problemas sociales y familiares, ya que el entorno del deportista se ha acostumbrado a un nivel de vida muy superior al que efectivamente pueden llevar.

Muchos deportistas no son capaces de diferenciar entre aquellas personas que se acercan a ellos por mero interés de las que no, lo que en alguna ocasión ha ocasionado problemas psicológicos para estos jóvenes al darse cuenta de que su entorno estaba lleno de arribistas e interesados.

¿Cómo evitar que los futbolistas caigan en bancarrota?

La solución del problema pasa por la educación financiera del deportista, dotándole de los instrumentos y conocimientos necesarios para que pueda entender cual es su situación económica y la repercusión de las principales operaciones.

Deportistas de élite en bancarrota

Es cierto que el deportista debe centrarse en el ejercicio de su actividad y no puede supervisar todos los detalles, pero sí que debe ser capaz de conocer el alcance y posibles consecuencias de sus operaciones.

De esta forma, se podría evitar un drama que, por increíble que parezca, afecta negativamente a muchos de los jóvenes que centran su vida en el deporte y, finalizada su carrera, no tienen una vía de escape alternativa.

Algunos clubes deportivos incentivan que los jóvenes deportistas de sus canteras prosigan sus estudios, algo que debe ser interiorizado por la entidad de las entidades deportivas para evitar arruinar el futuro de gran parte de sus deportistas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*