El Mal Recuerdo de la Batalla del Bernabeu

Han pasado casi treinta años de aquella final de la Copa del Rey en la cual el Athletic de Bilbao y el Barcelona se enfrentaron en Madrid y que pasó a la historia como La Batalla del Bernabeu. Si bien las circunstancias eran muy diferentes, el recuerdo de aquella gresca es inevitable entre los aficionados, acaso con la esperanza de que el bochornoso episodio quede definitivamente en el pasado.

En aquel 1984, el Athletic era dirigido por Javier Clemente y había ganado por dos temporadas consecutivas la liga española. Venía además de eliminar al Real Madrid en una recordada definición por penales en la fase semifinal de la Copa y parecía encaminado para obtener su vigésimo tercer título en ese certamen. Sin embargo, el rival a vencer era el equipo culé, conducido técnicamente por César Luis Menotti (campeón del mundo en Argentina 1978) y con astros de la envergadura de Diego Maradona y Bernd Schuster. Además, estos dos jugadores guardaban el triste recuerdo de sendas lesiones graves provocadas por Andoni Goikoetxa, conocido también con el poco agraciado apodo de “El Carnicero de Bilbao”.

Los cruces de palabras candentes y de declaraciones infortunadas de unos y otros terminaron de generar un clima de violencia que se transmitió rápidamente a los protagonistas en el campo de juego. Aquel partido del cinco de mayo de 1984 se convirtió en una verdadera batalla, en un Bernabeu en el que predominaron los hinchas vascos, quienes se alzaron con la gloria tras el único gol del partido señalado por Endika.

Más allá de la victoria del Athletic, las imágenes más destacadas del encuentro fueron la de la real batalla campal entre rojiblancos y blaugranas, entre las que se remarca la agresión de Diego Maradona a Miguel Ángel Sola que le costó una suspensión por tres meses.

Afortunadamente hoy son otros los protagonistas y se espera un gran encuentro en el que catalanes y vascos busquen agregar un nuevo trofeo a sus vitrinas.

Imagen: Mundo Deportivo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*