La Liga Española en Peligro

En coincidencia con los inconvenientes laborales que afectarían el inicio de Calcio y con el grave conflicto político que impediría el comienzo de la Premier League, la Liga española podría no iniciar su temporada 2011/2012 en caso de no resolverse un nuevo convenio colectivo para los jugadores de fútbol.

En el marco de una conferencia de prensa presidida por Luis Rubiales, titular de la Asociación de Futbolistas Españoles, se anunció la convocatoria a una huelga para las fechas correspondientes a la primera y segunda jornada de los campeonatos peninsulares de Primera y Segunda División, previstas para los fines de semana del 20 y el 27 de agosto, respectivamente. La medida fue avalada por la presencia de referentes de los principales equipos locales, de la talla de Casillas, Xabi Alonso, Fernando Llorente y Charles Puyol.

En función de lo señalado por la agrupación sindical, la deuda que el sistema mantiene con más de ciento cincuenta futbolista superaría los 50 millones de euros. Si bien se propuso un principio de acuerdo por las autoridades de la Liga, fue desechado por los jugadores al considerarlo como unilateral e insuficiente.

Por lo tanto, los 3 principales certámenes europeos se encuentran en decidido peligro. Vale reconocer que, además de la pasión de los aficionados y seguidores de equipos de la magnitud de los clubes españoles, italianos e ingleses, las pérdidas por derechos de televisión y las entradas publicitarias podrían asociarse con graves inconvenientes financieros para estas instituciones. Como corolario de esta situación, algunos jugadores latinoamericanos han comenzado su regreso a Sudamérica, entre los que sobresalen Ronaldinho Gaúcho, actualmente en Flamengo (Brasil) y Gabriel Milito, que ha vuelto a Independiente de Avellaneda. ¿Acaso ha llegado el momento de priorizar otros certámenes europeos de nivel, como el francés, el holandés o el alemán, entre otros?

Foto: Liga Fútbol

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*