Conociendo al Canotaje

Uno de los deportes acuáticos que reconoce raíces más antiguas en la historia humana es el canotaje, que consiste en la navegación en una embarcación liviana y de pequeña magnitud. Estos barcos diminutos pueden elaborarse con plásticos de alta resistencia o fibra de vidrio cuando la meta es la simple recreación, o bien de fibras de polímeros de carbono cuando el objetivo es la competición.

Si bien el término canotaje está ampliamente difundido en todas las naciones de habla hispana, la denominación oficial de este antiquísimo deporte es “piragüismo”. En todos los casos, la pequeña embarcación es impulsada por la acción de un deportista único o de equipos de dos o cuatro integrantes por medio de una pala, mal llamada remo. Se dispone de palas de uno o dos extremos, en función del tipo de barco y del número de competidores.

A partir de su inclusión como disciplina olímpica en los Juegos de Berlín en 1936, este deporte ha dado grandes satisfacciones a los países hispanoparlantes. Si bien España es sin dudas uno de los líderes mundiales en esta disciplina, no sólo los reconocidos  piragüistas cubanos, sino también los competidores argentinos y mexicanos se han destacado tanto en las jornadas olímpicas como en los certámenes mundiales de las distintas categorías. Se conservarán en calidad de competiciones habilitadas en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 tanto el canotaje de aguas tranquilas como las pruebas de slalom.

Entre otras formas competitivas no olímpicas se citan el piragüismo de aguas bravas y la práctica de kayak en aguas rápidas o en el océano, así como el singular kayak-polo, que consiste en un deporte colectivo que debe su nombre y sus características a las reminiscencias con el popular waterpolo.

Foto: Euik

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*