Golden State Warriors, campeones de la NBA 2016-2017

La temporada 2016-2017 de la NBA ha llegado a su fin, y una vez más, como hace dos años, Golden State consigue el campeonato tras vencer en la final a los Cleveland Cavaliers de Lebron James y Kyrie Irving. En esta ocasión, la final de la NBA finalizó con un contundente 4-1, cuando hace dos años el resultado global fue de 4-2.

La rivalidad entre los Warriors y los Cavaliers se está convirtiendo en estos últimos años en una rivalidad histórica. Así, los Warriors vencieron hace dos años y unos días atrás. En la temporada 2015-2016, cuando también repitieron final estos dos equipos, la victoria se la llevaron los Cavaliers. El equipo de la Conferencia Oeste venció a los Warriors por 4-3 en el intenso y decisivo séptimo partido de las finales.

Golden State Warriors, ¿uno de los mejores equipos de la historia?

Los Warriors, que en la temporada pasada consiguieron batir el récord de victorias en la temporada regular, se vieron sorprendidos en las finales por los Cavaliers de Lebron cuando parecían un equipo imbatible.

A principios de temporada, y con el objetivo de recuperar el cetro de campeones, ficharon a Kevin Durant, uno de los jugadores más importantes de la liga y el emblema de los Thunders de Oklahoma.

El resultado ha sido el esperado: Durant se ha acoplado de manera ideal al juego preciosista y atacante de los Warriors. El equipo ha sabido disputar la liga regular con mucha más sensatez que en el pasado año y han llegado a los playoffs en un estado de forma excelente.

La muestra de que los Warriors han encarado el tramo final de temporada en condiciones suficientes para asaltar al título es que sus resultados en playoffs han sido contundentes victorias tanto en las eliminatorias de conferencia como en las finales. 4-0 a Portland Trail Blazers en primera ronda y 4-0 a San Antonio Spurs (uno de los equipos más potentes de la liga) en semifinales, y un muy claro 4-1 frente a los Cavaliers en las finales.

Los Warriors están haciendo que muchos analistas consideren al equipo de la Conferencia Oeste como candidato a uno de los mejores de la historia. El propio Lebron James reconoció antes de iniciarse las finales que los Warriors son el equipo con más arsenal en ataque contra el que ha jugado en su carrera.

No es fácil decidir cuál es el mejor equipo de la historia de la NBA, pero parece no quedar duda de que en el apartado ofensivo los Warriors sí merecen un hueco como uno de los mejores equipos ofensivos, comparable quizás a los Lakers de Magic Johnson y el “Showtime”.

Además de esto, el equipo de la Bahía de Oakland cuenta con tres jugadores de nivel All Star, como son Kevin Durant, Stephen Curry y Klay Thompson, que son capaces de anotar por encima de treinta puntos en cualquier partido. Asimismo, cabe mencionar a Draymond Green, Andre Iguodala y Shaun Livingston. Y todo esto sin que exista una desatada lucha de egos, como ha ocurrido en otros “Big Two” o “Big Three” en la historia de la NBA.

Con el conseguido este año, el equipo guerrero se anota su quinto campeonato de la NBA, tras los conseguidos en 1947, 1956, 1975 y 2015. El equipo liderado por Curry ha sido el mejor durante toda la temporada y en los playoffs lo han vuelto a demostrar, donde sus rivales apenas les han plantado cara.

Lebron medita su futuro

En esta ocasión no pudo ser. Si durante el año pasado los Cavs pudieron hacer frente a los Warriors y derrotarlos en el séptimo partido de las finales, en esta temporada el equipo del oeste ha impuesto su jerarquía y ha basado su éxito en las finales sobre todo en la figura de Kevin Durant.

Ni siquiera la gran actuación de Lebron James, secundado en todo momento por el base Kyrie Irving, ha servido para hacer frente al equipo guerrero. James ha terminado las finales con un promedio de 33.6 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. De ese modo se coloca entre los tres mejores anotadores de todos los tiempos en playoffs.

Tras finalizar el partido, la estrella de los Cavaliers afirmó que tiene que meditar sobre su futuro, ya que arrebatar nuevamente el título a los Warriors parece complicado, sobre todo tras la incorporación de Durant. Buena parte de los jugadores de Golden State aún son jóvenes y tienen tiempo para seguir dominando la liga en los próximos años.

Golden State Warriors, campeones de la NBA 2016-2017

Con esta derrota, Lebron James suma ya su quinta final perdida y se convierte en uno de los únicos cuatro jugadores en la historia en alcanzar esa estadística. James perdió en 2007 y 2014 frente a los Spurs, en 2015 y 2017 frente a los Warriors y en 2011 frente a los Mavericks. A pesar de esto, el escolta suma tres anillos, dos conseguidos con Miami Heat en 2012 y 2013, y uno con sus Cavaliers en 2016.

Aunque parece claro que en la próxima temporada Lebron seguirá siendo un cavalier, en 2018 podría convertirse en agente libre, un año antes que Kyrie Irving y Kevin Love, otros dos pesos pesados de la plantilla.

Kevin Durant, el MVP de las finales

El gran protagonista de las finales ha sido sin duda Kevin Durant. El alero ha demostrado que su fichaje por Golden State no fue ningún error. En las finales ha sido declarado como el MVP. No ha bajado de los 30 puntos en ningún partido y se ha convertido en el segundo máximo anotador de la historia en unas finales de cinco partidos (sólo dos puntos menos que Iverson en 2001) y en el tercer jugador que gana cuatro títulos de máximo anotador y al menos un anillo de la NBA, estadística que comparte con Michael Jordan y Wilt Chamberlain.

Durant ha promediado en la eliminatoria 35.2 puntos, ocho rebotes, 5.4 asistencias y 1.6 tapones, con un acierto en tiros de campo del 55% y una media de 3.6 triples por encuentro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*